¡Arde Madrid! Toda la Comunidad en llamas…¿te gustaría este titular?

A mí no. Para nada. Por eso estoy moviendo esta entrevista, realizada ayer en la Escuela Nacional de Protección Civil a un representante de Bomberos Forestales del INFOMA, el grupo de trabajadores públicos (fijos discontinuos, eso sí, solo 4 míseros meses al año) que se encargan de la extinción de incendios en verano, en la que explican sus condiciones laborales y sus peticiones, de lo más básico, ignoradas hasta ahora. ¡Hagamos viral esta entrevista! ¡Que llegue al mundo entero!

Entrevista BF

Bomberos auguran una campaña de verano bastante dura por el calor y la falta de medios

¿Sabíais que llevan 4 años tratando de negociar con la Comunidad de Madrid algo tan básico como trabajar en incendios como el de Robledo con EPIs mejores que una mascarilla de papel y no se lo conceden?

resizer.php

¿Sabíais que llevan luchando por realizar labores de PREVENCIÓN, algo de lo que los políticos se jactan pero no mueven, desde hace varios años y se les hace oídos sordos?

BOMBEROS-TMEX

¿Sabíais que tuvieron que paralizar la formación el año pasado para mejorar su ropa de ataque a fuego, porque se metían en el corazón de los incendios con monos de pintor (y los de ahora no son tampoco mucho mejores)?

2011-08-16_IMG_2011-08-16_22 55 00_x23su002

Movamos esto, que se haga eco toda la comunidad, todas las comunidades, apoyemos a los que salvan nuestras casas y nuestros montes cuando el fuego llama a la puerta por una colilla, un rayo, una sequía infernal y ese calor asfixiante que nos espera este verano 2016.

La mejora de las condiciones laborales del INFOMA y la ampliación de campaña de extinción a contratación de año completo con prevención, harán más seguros nuestros veranos, nuestro futuro. ¡Comparte la entrevista! ¡Que se entere todo el mundo!

Gracias por querer tú también mantener verdes los montes de Madrid y a sus ciudadanos.

Fundación MASNATUR. Nuevos amigos, nuevos proyectos solidarios ¿los conocéis?

Este sábado estuvimos compartiendo una magnífica jornada de Primeros Auxilios con algunos de los voluntarios de MASNatur. Son gente extraordinaria.

Aprovecho pues para haceros llegar la existencia de ésta fundación y el trabajo tan genial que hacen. He bicheado en su web y así es como se describen:

“Trabajamos para promover, a través de actividades de ocio, el desarrollo integral de las personas con discapacidad (en especial, niños y jóvenes) y para proporcionar un tiempo de respiro a sus familias.

La falta de autonomía, asociada a la discapacidad, supone para los familiares una sobrecarga de trabajo. Estas familias se enfrentan a la falta de tiempo para descansar o para dedicarse a sus otros hijos.

Las actividades de MASNATUR les proporcionan este espacio de respiro durante todos los fines de semana del curso escolar y durante los periodos de vacaciones (Semana Santa y verano), mediante la oferta de campamentos en estas fechas.

Participar en estas actividades, fuera de un entorno familiar superprotector, supone para muchos niños y jóvenes, un crecimiento en su autonomía personal.

También realizamos actividades (una vez al mes) para un grupo de personas adultas con discapacidad. Este colectivo tiene menos oportunidades de acceso a actividades de ocio, por lo que las salidas organizadas por MASNATUR son muy bien acogidas; habitualmente, participan 25 adultos con discapacidad en cada actividad. “

¿No os parece un trabajo encomiable?

MasnaturOs dejo aquí los enlaces donde podéis colaborar con ellos:

¡Como ves hay muchas formas de ayudar! ¡Elige la tuya!

Si no puedes colaborar activamente con trabajo o con donativos, al menos ayúdame a difundir la maravillosa tarea que hace toda esta gente y que llegue a todos los interesados y a todos los ángeles bondadosos que puedan aportar su granito de arena.

¡Gracias por compartir!Masnatur 1

¿Condicionado por el entorno? ¡Vive tu vida y sé feliz!

Hay realidades muy diferentes conviviendo en un mismo espacio, hay que aceptar esa premisa para poder sonreír a la vida y poder seguir tu propio camino.

Cuando empecé en Protección Civil, hace ya unos años, mucha gente en mi entorno condenaba el hecho de que regalara mi tiempo sin recibir nada a cambio. “Nada material” subrayaba yo, pero seguían condenándolo.

Cuando tú haces algo que te hace sentir bien, con lo que conectas, y tu entorno lo tacha de absurdo, secta, pérdida de tiempo, error, te dicen que te están tomando el pelo, que es una moda pasajera y que te estás engañando a ti mismo… es difícil seguir el ritmo. Sí, aunque para ti signifique lo que signifique, el entorno acaba pesando. Es una realidad.

can-stock-photo_csp12269591            Por suerte, con aquello, una parte de mi entorno entró al mismo saco, a regalar tiempo a Protección Civil y a buscarse las vueltas para hacer que el mundo alrededor lo valorara. “Nos dan cursos muy interesantes, ayudamos a la gente, en el futuro puntuará para una oposición…” Algunos (de los que no formaban parte de “la secta”) cedieron, admitieron que tenía sus cosas interesantes e incluso se empezaron a interesar por las actividades, aunque a buena distancia; la mayoría siguió mirándome y a los que hacían lo mismo que yo con cara de “pobrecilla tonta que desperdicia su tiempo

Parece que para la gran mayoría de la gente, los beneficios solo pueden ser materiales.

A lo largo del tiempo, han ido quedando atrás muchos de los llamados amigos que no hacían más que tachar y desdeñar la vivencia del voluntario, que no hacían más que criticar y despreciar el tiempo invertido en eso, porque “no daba beneficios”. Y aunque duele, con el tiempo a esa gente no la echas en falta, porque no aportaban más que desánimo y amargor con su descrédito.

Hace un año empecé a practicar yoga. Lo había probado en gimnasios donde apenas utilizan las asanas para complementar ejercicios pero por fin empecé a practicarlo de verdad, conscientemente, con conocimiento del qué y el para qué, con conocimiento de todos los beneficios, la historia y los detalles de importancia que rodean a esta práctica milenaria.

Algunos en mi entorno consideran la práctica del yoga como una actividad de “perroflautas”. Una forma de búsqueda desde el punto de vista de “déjala, que como no tiene nada que hacer por no estar trabajando así se entretiene”, algo para llenar el tiempo, sin más.

De nuevo desprecio. Es algo habitual, que puede pasarte a ti también. Cuando encuentras algo con lo que tú conectas pero tu entorno no, serás criticado por ello, serás “incomprendido” y se alzarán voces en tu contra. Si de verdad para ti significa algo, si de verdad te importa, te llena o te satisface, no hagas caso de esas voces críticas.

No son malvados, no buscan hacerte daño, solo expresan una opinión. Tienen su propia realidad, pero no comprenden ni son capaces de imaginar la tuya. Para mí el yoga, como la danza (que me he negado a concederme durante mucho tiempo) ha supuesto un antes y un después, al que no tengo intención de renunciar, piensen lo que piensen los que lo desaprueban.

icono-solucion

Por otro lado, llevo ya unos años realizando labores de formación en Protección Civil. No puedo decir que siendo formador plenamente por la irregularidad de los cursos en los que participaba, pero sí desarrollando poco a poco un cierto camino en ese ámbito en particular.

He impartido talleres en colegios e institutos, he dado charlas en comisarías y parques de bomberos, he colaborado en cursos de procedimientos especiales y completado mi actividad con formaciones específicas de didáctica, formación de formadores y demás… pero no terminaba yo de verme de profe. Hice incluso un curso infernal de docencia, que luego descubrí que por currículum no necesitaba, en mi afán de mejorar en esa área para sentirme realmente agusto y conectada con eso de dar clase. El curso de docencia fue la cosa más inútil que he hecho en la vida y un poco por resarcirme y por poder aprender a hacerlo bien (ya que sí que voy a dedicarme, al menos un tiempo, a la docencia) me puse a investigar más opciones de mejora.

Y hace un par de meses, más allá del seno en el que he desarrollado hasta ahora mi labor docente, encontré unas conferencias y unos cursos que auguraban un “nivel superior” en la formación.

Debo apuntar que en los últimos años mi pareja y yo nos hemos planteado emprender con diversos proyectos y el tema de la formación de alto impacto, conferencias para emprendedores, charlas, talleres, encuentros y ponencias de diversa índole no nos es desconocido (aunque suele serlo nuestra participación en ellos, en entornos que no consideran útiles tales actividades).

En una de esas conferencias se me presentó la oportunidad de asistir a un curso cuyo simple título ya desbordaba mi interés “Maestro de Maestros”, huelga decir que apenas lo compartí en mi entorno, ya que  “Vendedores de mantas”, “No necesitas esa formación” ,“¿7 días haciendo exactamente qué?” fue lo más cariñoso que me dijeron aquellos que supieron de él (y soy perfectamente consciente que fue desde el cariño y el apoyo máximo, porque precisamente la persona que me lo dijo fue la que más ha apostado por mí en la búsqueda de una empresa donde impartir clases y empezar a percibir pasta por ello, incluso cuando yo no me veía capaz de asumir ese reto).

Finalmente, gracias a mi pareja que sí que apoyaba la utilidad de semejante actividad, fui al curso y conocí a un montón de gente con inquietudes muy parecidas a las mías. Gente de muy diversas procedencias con ganas de aprender, de emprender, de mejorar en su forma de impartir clases… gente con más o menos experiencia, profesionales de corto y largo recorrido, unidos por una idea común: cambiar la forma en que estaban trabajando hasta ahora, abiertos a las nuevas pautas, técnicas y sistemas que pudieran enseñarnos en el curso.

Hablando con estas personas, comentando sobre la vida y entornos de cada cual, descubrí que también a ellos les tachaban de sectarios en ese ámbito: emprender, formaciones “de alto impacto”, técnicas y dinámicas que implican la participación y movimiento de las audiencias… secta, secta, secta.

Muchas de estas personas se dedican al desarrollo personal, coaching, mentoring, motivación… cosas que mi entorno inmediato desprecia, pero que yo sí veo de interés y utilidad para grandes audiencias; y la conexión con esas personas, igual que con el yoga, igual que con la protección civil, igual que con el arte y con otros aspectos de mi vida que por unos grupos u otros son despreciados, me hizo pensar que quizá debería hablar en mi blog sobre ello.

Que quizá haya gente que se anula y se encierra en sí misma porque el entorno condena sus pasiones. Que no emprende, que no avanza, porque está condicionada por el qué dirán sus amigos o su familia.

Me gustaría que descubrieras, como yo, que hay otros grupos de personas que sí aprueban  e incluso admiran tus ganas de hacer cosas, aunque sean “cosas raras”.

Dicen que todo el mundo puede vender, dirigiéndose a su nicho concreto de mercado.

Puedes hacer lo que quieras, rodeándote de las personas adecuadas.

¿Las que conoces ahora son las adecuadas? ¿Te permiten crecer? ¿Te permiten hacer las cosas con las que conectas de verdad? ¿Te ayudan e impulsan? ¿O te critican y anulan?

El mundo está lleno de gente. Sal y encuentra aquellas con las que compartir tus pasiones.

 

Si te ha gustado este post o conoces a alguien que pudiera interesarle leerlo, por favor, comparte.

Hay un sinfín de talentos ocultos entre la gente

que seguirán ocultos

mientras no haya una única persona que los impulse a salir a la luz

¡Sé tú esa persona que impulse!

can-stock-photo_csp12237044

¿Qué hacer ante una hemorragia?

El bien más preciado que tenemos en nuestro cuerpo es la sangre. La sangre transporta oxígeno y nutrientes para alimentar todas las células del organismo, transporta los deshechos y recorre cada rincón de nuestro cuerpo para mantener todos los tejidos vivos y en funcionamiento. En contra del popular dicho “mejor fuera que dentro”, en éste caso podemos decir, sin temor a errar: “la sangre: mejor dentro que fuera” ya que, como podemos apreciar cuando nos damos un golpe, se rompe un vaso y se forma un moretón, los tejidos reabsorben la sangre y ésta se depura para seguir funcionando y haciendo funcionar el cuerpo.

 

Es por ello que, cuando se produce una herida (entendiendo por tal: toda pérdida de continuidad en los tejidos del cuerpo, sea en la piel o en cualquier otro punto del organismo) y se pierde sangre a través de ella, es imperativo tratar de mantenerla dentro del cuerpo, es decir, buscar la coagulación y el cierre de esa brecha para que todo siga funcionando como debe.

 

Tipos de hemorragias:

Externas. Se producen a través de la piel, del interior del cuerpo al exterior.

hemorragia (1)

Internas. No salen a través de la piel, se acumulan debajo de la misma, produciendo desplazamiento de los tejidos aledaños y por tanto inflamación o tumefacción en la zona afectada.

 

                hemorragia (2)      hemorragia (4)     hemorragia (5)

Externalizadas. Se producen en el interior del cuerpo pero salen al exterior por orificios naturales (nariz, orejas, boca, ano…)

 hemorragia (3)

¿Cuáles creéis que son más graves?

 

¿Cómo se trata una hemorragia?

1 Compresión

Con una gasa estéril (A poder ser) presionaremos la herida con fuerza. No dejaremos de apretar y no retiraremos la primera capa de gasa (la que está en contacto con la piel) aunque se empape. Seguiremos añadiendo más por el exterior y apretando con fuerza.

Excepción: si la sangre mana de los oídos, hay que dejarla fluir, tumbando a la persona sobre el lado que sangra

2 Elevación

Si la hemorragia es a través de un corte o herida en miembros superiores, mantendremos el brazo elevado, ejerciendo compresión sobre el punto de hemorragia. Si se trata de una pierna, intentaremos elevarla en la medida de lo posible

3 Vendaje compresivo

Vendaremos con fuerza el paquete de gasas con el que estamos presionando el punto de hemorragia y así sujeto llevaremos a la persona a un centro médico

4 Torniquete (último recurso)

En caso de encontrarnos muy lejos de la civilización, a mucha distancia o tiempo de un recurso sanitario efectivo y no parar de sangrar por ninguno de los medios anteriores, si la pérdida de sangre fuera tal que corriera peligro la vida de la persona afectada, se podría realizar un torniquete. Las pautas son:

  • Utilizar un elemento de sujección ancho tipo cinturón o cincha de mochila (un cordón o elemento muy fino seccionaría la carne y haría más daño que arreglo).
  • Aplicar el torniquete en el punto más cercano al corazón (si es en la pierna, pegado a la ingle; si es en el brazo, pegado al hombro)
  • Anotar en lugar visible la hora exacta de la aplicación del torniquete
  • No aflojar bajo ninguna circunstancia. Antaño, en muchos manuales, se recomendaba aflojar el torniquete cada X para permitir el riego, pero se ha demostrado que permitir esta circulación es contraproducente, por las sustancias de desehecho, acumuladas en el miembro comprimido, que pueden dar lugar al colapso repentino del corazón

 

 

Espero que el post os haya sido útil. Gracias a la Cruz Roja Mexicana por la divulgación de material tan fabulosa que hacen en la red.

Si te ha sido útil, ¡compártelo!

 

Un saludo

Emprendimiento positivo…pura inspiración ¿os animáis a apoyar proyectos así? ¡Sin dudarlo!

Ayer estuve en una charla para emprendedores sociales en un estupendo lugar llamado La Destilería de Startups, un proyecto la mar de interesante promovido por la marca de ron “Ritual” (que hace una cosa muy chula llamada ronfunding, no dejéis de visitar su página)

DESTILERÍA

Más allá del evento (digno de mención en sí mismo, por la magnífica labor gratuita que hace La Destilería como lugar de encuentro y networking de emprendedores, sin contar con su proyecto máximo que es formar y lograr financiación para 10 startups de emprendimiento positivo en cada edición), las invitadas son las verdaderas protagonistas de éste post.

cadagota

Ellas son Angie Rosales, Fundadora de Pallapupas y María Franco, Fundadora de Lo que de verdad importa.

 pallapupas-pallassos-hospital-blog-angie-rosales-benvinguts-bienvenidos-500x253

La historia de Angie y Pallapupas toca la patata, por el extraordinario y durísimo trabajo que llevan a cabo en su fundación: animadores hospitalarios, clowns o payasos de hospital. Escuchar a Angie contar su historia, el cómo nace la idea y qué momentos intensos ha vivido a lo largo del proyecto es sin duda un impulso poderoso para decidirse a enfocar el emprendimiento como algo de impacto positivo, viable y grato para el alma, pese a los momentos más duros.

 PALLAPUPAS

logo_esEn su web podéis encontrar toda la información. Se mueven por Cataluña, pero seguro que hay más organizaciones como ellos por el resto de hospitales de España

¿¿Conocéis alguna??

 María-Franco-LQDVI

Y no se queda nada atrás María Franco, directora de Lo que de verdad importa, un proyecto que, como su nombre indica, importa de verdad.

Se trata de una idea maravillosa y muy muy potente, desarrollada con todo el cariño y la profesionalidad que merece semejante reto.

Lo que de verdad importa organiza conferencias para inspirar y transformar a los jóvenes, para que por medio de relatos y experiencias de los ponentes, puedan llegar a entender y apreciar lo que de verdad importa, lo que para ellos es más importante y guíe sus vidas por las sendas más adecuadas.

Me pareció un proyecto realmente fascinante con el que me encantaría colaborar, aquí os dejo el enlace a su web para que podáis conocerlo vosotros también y enamoraros como yo de Lo que de verdad importa.

 

LO QUE DE VERDAD IMPORTA

Fundación-Lo-Que-De-Verdad-Importa

 

¿Os animáis? En ambas fundaciones se puede colaborar por medio de donativos, asociándoos, siendo voluntario o tan solo ayudando a difundir como estoy haciendo yo.

 

Próximos congresos nacionales de LQDVI ¡merecen la pena!

 

Sevilla 2016

7 octubre, 2016
FIBES. Palacio de Exposiciones y Congresos

Avda. Alcalde Luis Uruñuela, 1
Valencia 2016

19 de octubre.

Inscripciones a partir del 19 de septiembre de 2016.

Palau de la Música
Paseo de la Alameda, 30

 

Bilbao 2016

27 octubre, 2016
Palacio de Congresos EUSKALDUNA

Avda. Abandoibarra, 4
Madrid 2016

25 de noviembre.

Inscripciones a partir del 25 de octubre de 2016.
Palacio Municipal de Congresos de Madrid
Avda. de la Capital de España Madrid nº7 28042